Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech
Barra de Inclusion

BOLETINES

El 3 de diciembre de 2009, la República del Ecuador presentó ante la Corte Distrital en Nueva York una petición para prohibir que Chevron continúe con el arbitraje iniciado en contra del Estado ecuatoriano. Chevron inició el arbitraje el 23 de septiembre de 2009, pretendiendo trasladarle a Ecuador, la responsabilidad por los resultados del caso Lago Agrio, en el evento de que tuviesen que pagar indemnizaciones por daños ambientales en la región amazónica ecuatoriana.

El 3 de diciembre de 2009, la República del Ecuador presentó ante la Corte Distrital en Nueva York una petición para prohibir que Chevron continúe con el arbitraje iniciado en contra del Estado ecuatoriano. Chevron inició el arbitraje el 23 de septiembre de 2009, pretendiendo trasladarle a Ecuador, la responsabilidad por los resultados del caso Lago Agrio, en el evento de que tuviesen que pagar indemnizaciones por daños ambientales en la región amazónica ecuatoriana.

Chevron alega en su petición de arbitraje que el caso ambiental de Lago Agrio (que inicialmente se presentó en Nueva York pero que se trasladó a Lago Agrio, Ecuador, a petición de Chevron) no se desarrolla de manera justa e imparcial. Fue Chevron, sin embargo, quien aseguró una y otra vez a los tribunales de Nueva York que los tribunales ecuatorianos son justos e imparciales y constituían un foro adecuado y preferido para litigar las reclamaciones ambientales.

Luego de que Chevron expresamente se comprometió ante la Corte de Nueva York a cumplir una “sentencia definitiva" que se dicte en su contra en las cortes ecuatorianas, reservándose su derecho a “impugnar tal sentencia” bajo la ley de Nueva York que rige la ejecución de sentencias extranjeras, dicha Corte aceptó rechazar la demanda de las comunidades indígenas. Como consecuencia del rechazo de la Corte de Nueva York de conocer dicha demanda, se inició el procedimiento de Lago Agrio, por parte de comunidades indígenas. La conducta actual de Chevron de buscar que un tribunal de arbitraje internacional conozca y decida el caso de medio ambiente -en lugar de la corte ecuatoriana elegida por Chevron- contradice de manera fundamental su compromiso ante la Corte de Nueva York.

El Procurador General del Estado, Dr. Diego García, declaró que "Chevron debe permitir que el juicio prosiga sin trabas por litigaciones colaterales. Si Chevron no quedara satisfecha con el procedimiento en la corte de Lago Agrio, tiene derecho a apelar, e inclusive, tiene derecho a impugnar la ejecución de la sentencia. Pero Chevron debe cumplir sus compromisos y no debería impugnar una sentencia (que ni siquiera se ha expedido) en un foro que Chevron se comprometió a evitar, como condición para la desestimación final del caso por parte de la corte de Nueva York”.

COMUNICACIÓN SOCIAL Y RELACIONES PÚBLICAS
Teléfono: 022559308
www.pge.gov.ec

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech