Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech
ATbar

BOLETINES

 

 

pelicula03

 

El 12 de octubre en el MAAC se estrena "El Juego Sucio"

 

El próximo 12 de octubre, en el Museo Antropológico y Arte Contemporáneo de la ciudad de Guayaquil, se realizará el estreno del documento fílmico "El Juego Sucio", que narra a través de una historia de ficción, en lenguaje coloquial y cotidiano, los hechos más relevantes de la posición de la defensa del Estado ecuatoriano y los argumentos y pruebas que esta ha presentado en la controversia que sostiene el Estado ecuatoriano con la petrolera Chevron.

Este filme es parte de la estrategia comunicacional del Estado, pues Chevron, paralelamente a las acciones legales que mantiene en contra del Estado ecuatoriano, para trasladarle su responsabilidad por el evidente daño ambiental que provocó en la amazonia ecuatoriana durante la operación de Texaco, también emprendió una millonaria campaña de desprestigio en contra del Estado ecuatoriano y los litigantes de Lago Agrio, a través de la cual ha construido la teoría de un supuesto fraude procesal y conspiración en su contra.

La cantidad de información que este caso ha generado y su alta complejidad, llevaron a la Procuraduría General del Estado a producir varios productos de fácil consumo para resumir el caso y argumentos del Estado. En esta línea se incluye el libro "Caso Chevron: Defensa del Ecuador Frente al Uso Indebido del Arbitraje de Inversión" (2015), que trata el caso en lenguaje técnico; por su parte, la película busca transmitir la misma información en forma accesible para todo tipo de audiencias, incluyendo jóvenes y personas que no tienen conocimientos de derecho. Los elementos centrales de los argumentos y pruebas del Ecuador en el arbitraje internacional, abordados en el filme son:

El Tribunal no tenía jurisdicción para iniciar el arbitraje: La inversión se fue del Ecuador (1992) antes de la vigencia del Tratado de Protección de Inversiones con Estados Unidos (1997).

La demanda arbitral se presentó en forma prematura: Fue presentada en el 2009, antes de que se dicte la sentencia de primera instancia en el juicio de Lago Agrio (2011).

El supuesto fraude procesal: La teoría del fraude no es más que eso, una teoría y así las pruebas demuestran pues la sentencia estaba en el disco duro del Juez Zambrano y no ha sido encontrada en ningún otro lugar.

El testigo estrella de Chevron: Chevron construyó su teoría con la declaración de un testigo que vive en Estados Unidos matenido por la petrolera. El ex Juez Guerra, quien interrogado por los abogados del Estado, aceptó haber mentido y exagerado para beneficiarse.

El innegable daño ambiental: Chevrón trató de ocultar el daño ambiental con preinspecciones, para distraer a los jueces de las zonas contaminadas. Ecuador lo descubrió accediendo a información de sus propios peritos. El daño ambiental está probado por expertos contratados por la defensa del Estado.

La difusión de este filme será, en una primera etapa, en Guayaquil, Quito, Cuenca, Lago Agrio y Francisco de Orellana, no solo a través de la exposición de la película sino a través de cines foros en centros educativos y universidades para concientizar a la ciudadanía sobre este caso, su importancia y las consecuencias que ha tenido el inminente daño ambiental en las zonas donde operó Chevron. Además la ciudadanía podrá conocer más acerca de este filme a través de su página web: www.eljuegosucio.com y en sus redes sociales (Facebook y Youtube

 

La Película ver trailer

EL JUEGO SUCIO

UNA REALIDAD A PUNTO DE EXPLOTAR

FRANK BONILLA – CINTHYA COPPIANO – ALEX CISNEROS – PATY LOOR – ANA LARA

IDEA ORIGINAL  PROCURADURÍA GENERAL DEL ESTADO
DIRECCIÓN  NITSY GRAU
LIBRETOS  ERNESTO LANDÍN
PRODUCCIÓN  ALFACORE
PRODUCCIÓN EJECUTIVA  LEB-LEV
PRODUCTORES DE CAMPO  ROLANDO VALDEZ
 RICARDO SANTACRUZ
DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA  RODOLFO BEER
EDICIÓN  JOSÉ CAMPOZANO
COLOR GRADING  ROBERTO DELGADO
 STATUS QUO MEDIA
POST DE AUDIO  WALTER SUÁREZ
 ALEXANDER OROZCO
COMPOSICIÓN MUSICAL  NELSON GARCÍA
CASTING  AURORA VALDEZ
SCRIPT  ANTONELLA VALERIANO
ASISTENTE DE DIRECCIÓN  CYNDI MERCHÁN
DIRECCION DE ARTE  LUPI PALMA
GÉNERO  DOCU-DRAMA
DURACIÓN  60 MINUTOS

 


SINOPSIS – PELÍCULA EL JUEGO SUCIO



La vida del periodista norteamericano David Flag (Frank Bonilla) cambia para siempre cuando se embarca en un viaje a Ecuador para escribir la que podría ser la historia más importante de su carrera. Enviado por su experimentado y misterioso jefe y colega Peter Beck (Alex Cisneros), en el hermoso país sudamericano busca una prueba del supuesto fraude cometido por Ecuador contra la petrolera Chevron.

David se hace pasar por un estudiante de Ciencias Políticas y conoce a Mariana Rodas (Paty Loor), abogada, docente e investigadora del caso Chevron-Texaco, y a su asistente Mona (Cinthya Coppiano). Mientras las involucra en una supuesta tesis de grado, David se va enamorando del país y de su nueva amiga Mona, con quien emprenderá una carrera contra el tiempo para encontrar la verdad del Caso Chevron.

Su investigación avanza en medio de una gran cantidad de información que pone en duda la teoría del supuesto fraude en la que David encuentra muchas contradicciones, por eso decide ir a la Amazonía ecuatoriana y ver con sus propios ojos el lugar donde se originó toda esta historia. Allí se maravilla con su majestuoso ecosistema y biodiversidad, pero también se encuentra con zonas destruidas y contaminadas de petróleo que, aun después de varias décadas, persiste como resultado de la operación de Chevron-Texaco en Ecuador… Frente a esta realidad, David se cuestiona si debe continuar con la maliciosa agenda que le impuso su jefe… ¿Estará dispuesto a seguir El Juego Sucio?

Los personajes y las situaciones que se narran en el documento fílmico El Juego Sucio son ficticios. La información registrada sobre el proceso arbitral Chevron vs. Ecuador, llamado comúnmente Chevron III, es real.

 


EJES DE LA DEFENSA DEL ESTADO EN CASO CHEVRON TRATADOS EN LA PELÍCULA “EL JUEGO SUCIO”



Jurisdicción: No hay inversión protegida

Frente a la controversia bajo el Tratado Bilateral de Promoción y Protección de Inversiones, suscrito entre el Ecuador y los Estados Unidos, que entró en vigencia en 1997. Texaco -predecesora de Chevron-  se retiró y despidió del país en 1992, a la terminación de su contrato, inclusive anunciándolo públicamente.  



Presentación prematura de la Demanda y reinicialización del procedimiento

La defensa del Estado ecuatoriano siempre sostuvo que la demanda fue presentada en forma prematura. Los hechos controvertidos eran unos en septiembre de 2009, cuando se planteó la demanda (mientras el juicio de Lago Agrio estaba en primera instancia); fueron otros, cuando en febrero de 2011 se dicta la sentencia; y son otros ahora, dictada la decisión de casación por parte de la Corte Nacional de Justicia. Esto, porque cada vez que una Corte decide, Chevron puede construir una lógica argumentativa que difiera de la anterior. La petrolera jamás debió plantear el arbitraje cuando el proceso no había concluido y peor aún, el Tribunal nunca debió haber permitido que el arbitraje avance.

Esto fue más claro en noviembre de 2013, cuando la Sala de la Corte Nacional de Justicia, que conocía el recurso de casación de la sentencia planteado por Chevron, dictó su decisión. A partir de ese momento, el Estado ecuatoriano insistió en que el proceso no podía seguir adelante, pidiendo la suspensión del procedimiento. Sin embargo, el Tribunal en lugar de corregir su error, prefirió buscar una salida que le permita continuar adelante y, en una reunión procesal sostenida en enero de 2014, tuvo que reconfigurar el procedimiento y presionó lo que llamó coloquialmente el “reset button”, para reinicializar el procedimiento arbitral, como si de un equipo electrónico se tratara.



Denegación de justicia y alegaciones de fraude procesal

Aunque la teoría inicial de Chevron no contempló el argumento del fraude procesal, a medida que el proceso en Lago Agrio avanza, Chevron va construyendo su caso, alrededor de nuevos hechos. La tesis de denegación de justicia pasa a construirse, entonces, en la supuesta existencia de un escritor fantasma y en la tesis de una supuesta colusión entre los demandantes de Lago Agrio y el gobierno ecuatoriano, en perjuicio de la petrolera.

Peritos de la petrolera pretendieron, sin base alguna, decidir si la sentencia de primera instancia fue o no dictada por el Juez Nicolás Zambrano. Esto, cuando las pericias de los discos duros del Juez Zambrano, practicadas en el Ecuador, ya habían permitido que el perito de la defensa del Estado ecuatoriano, Christopher Racich, llegue a la conclusión de que el único lugar en donde se encontraron partes del proyecto de la sentencia fue, precisamente, en las computadoras del Juez Zambrano.



El testigo protegido de Chevron

Chevron pretende sustentar su teoría del escritor fantasma en las versiones de su testigo estrella, el ex Juez Alberto Guerra, a quien, además de comprarle su computadora, en la que no encontraron rastro de la sentencia, mantienen con gastos pagados por Chevron, en territorio de los Estados Unidos en donde reunieron a Alberto Guerra con sus hijos y nietos, bajo la protección de abogados contratados por la petrolera.

Por absurdo que parezca, los miembros del Tribunal, deciden escuchar el testimonio del ex Juez Guerra en la audiencia de fondo, llevada a cabo en abril de 2015.  

El contrainterrogatorio de Alberto Guerra, a cargo de los abogados de la defensa del Estado, durante la primera semana de audiencia, reveló las evidentes contraindicaciones y debilidades del testimonio del ex Juez Guerra, restándole toda confiabilidad.

La defensa del Estado ha demostrado que las declaraciones del ex juez Guerra son inconsistentes, contradictorias y obedecen a su vinculación e interés en acceder al “sueño americano” pagado por Chevron.

En la película conoceremos a Alberto Guerra a través de sus propias declaraciones.



El innegable daño ambiental

Debemos tomar en consideración que este no es un caso ambiental, es decir, no hay un reclamo por daño ambiental sometido a la jurisdicción del Tribunal, y adicionalmente, que habiendo el Estado renunciado a cualquier reclamo por daño ambiental en contra de Texpet, la antecesora en los derechos y obligaciones de Chevron, el Ecuador, aunque ahora esté totalmente en desacuerdo con la decisión adoptada por las autoridades ecuatorianas de esa época, no pudo plantear una reconvención por daño ambiental en contra de la petrolera.

Sin embargo, la inclusión del argumento del daño ambiental en esta controversia sobre denegación de justicia   -por parte de la defensa del Estado ecuatoriano- no es casual ni arbitraria. Aún si la tesis de Chevron prosperara, es obvio que la petrolera no podría beneficiarse de una indemnización que no contemplara la existencia del daño y el costo de su remediación.   

Para respaldar nuestras alegaciones de daño ambiental, la Procuraduría contrató a un equipo técnico integrado por peritos ambientales de la empresa Louis Berger Group (LBG) que presentó cuatro informes periciales luego de más de tres años de trabajo, incluyendo visitas y tomas de muestras en la zona impactada. Sus informes nos permitieron concluir que el daño ambiental persiste, que fue causado intencionalmente por Texaco durante su operación y, en consecuencia, que la condena en daños dentro del juicio de Lago Agrio, es lógica y está respaldada.

Resultado de las acciones 1782

Durante el arbitraje también incorporamos información sobre las estrategias que Chevron usó en el Juicio de Lago Agrio, para distraer la atención de jueces y peritos de los lugares afectados por la contaminación ambiental. La estrategia incluía la práctica de realizar “pre inspecciones” clandestinas en los lugares donde, posteriormente, se realizarían las inspecciones judiciales de manera que, tomando muestras en el terreno, los peritos de Chevron pudieran determinar los lugares en dónde tomar las muestras durante las inspecciones judiciales, evitando las áreas de mayor contaminación.       De esta manera, Chevron esperaba minimizar la prueba de la contaminación en el juicio.

Para obtener esta información, la defensa del Ecuador inició acciones judiciales en los Estados Unidos encaminadas a obtener documentación privilegiada de Chevron y sus peritos. Estas acciones, conocidas en la legislación de los Estados Unidos como “acciones 1782”, permitieron que Ecuador obtenga una gran cantidad de documentos para ser usados dentro del arbitraje internacional.   

Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech